HISTORIA DE MI GENERACIÓN. 37

EL ÚLTIMO REGRESO

Jueves, 7 de Octubre de 1976. We are on the boat to Barcelona -escribe Diana en mi agenda-. Landed in Palma for two and a half hours and had dinner at a Chinese Restaurant. Lekker.”

Aquella tarde emprendía con mi nueva familia el último regreso a Barcelona. Esta vez no regresaba a casa: mi casa, ahora sí, quedaba al otro lado del mar.

8 de Octubre. “La noche en el barco fue terrible, no había ni donde sentarse. Llegamos a Barcelona rendidos y nos instalamos en casa de Alberto. Ensayo todo el día. Rita dice que Diana puede viajar con ella en su coche mañana a Holanda.”

En el sentido más literal, esta vez no regresaba a casa. En vez de ir a casa de mis padres, Xavier habló con su primo Alberto y éste nos prestó su piso del Paseo de San Juan para que tuviéramos donde alojarnos Diana, el niño y yo de momento.

La otra buena noticia era que Rita, la amiga de Margriet, que venía en el mismo barco, se iba a Holanda al día siguiente en su propio coche y ofreció llevarles, lo que abarataba mucho el viaje.

Llevamos el equipo al local de la calle Fresser y ensayamos de firme, que buena falta nos hacía.

Después Diana y yo nos fuimos a cenar algo en un Frankfurt de Las Ramblas. Verla caminar por Barcelona en minishort era todo un espectáculo; todas las demás mujeres vestían de modo mucho más recatado y sus piernas, gloriosamente desnudas, atraían todas las miradas; lo que en Ibiza resultaba normal, en Barcelona era un escándalo, pero Diana era así. Por primera vez fui consciente de que para ser su hombre, había que serlo mucho.

EL SECRETO DE DIANA

Cuando terminamos los bocadillos, Diana se puso seria por primera vez desde que nos conocimos, y se dispuso a hacerme una grave confesión.

­– Before I go to Holland, I have something to tell you, my love -me dijo con voz temblorosa-, but I’m affraid because, maybe when you know, you don’t want me anymore. (Antes de irme a Holanda tengo algo que decirte, mi amor, pero me da miedo porque quizás cuando lo sepas, ya no me quieras.)

Why would I not want you? (¿Por qué no te iba a querer?) -le dije riendo-. Pero ella se puso aún más seria.

Because it’s a very bad thing. (Porque es una cosa muy mala).

You are still married. Todavía estás casada -aventuré como la peor cosa que se me ocurría en aquel momento-.

No, it’s not that. Don’t you see anything strange in me? (No, no es eso. ¿No ves nada raro en mí?).

Noté que la cosa iba en serio y la miré de arriba a abajo, sin ver más que, que estaba de muy buen ver. Mi cerebro buscó rápidamente y lo único que se me ocurrió fue que Diana no fuese realmente una mujer, sino un hombre operado y hormonado; como se dice ahora: un transexual. Ninguna mujer podía ser tan perfecta como ella lo era para mí. Pero lejos de preocuparme ante mi peregrina conjetura, como el imperturbable Osgood de “Con faldas y a lo loco”, noté con asombro que me daba exactamente igual que lo hubiera sido, ese nimio detalle no se iba a interponer en nuestro amor. Nadie es perfecto.

De momento me lo callé, pero ante su insistencia acabé preguntándole que si es que realmente no era una chica.

Me miró asombrada por lo absurdo de la pregunta. Yo era por entonces quien mejor que nadie debía saberlo; además había sido madre, y por cesárea, lo que le había dejado una gran cicatriz en el vientre que lo demostraba, pero es que no se me ocurría ninguna otra cosa constitutiva de un secreto de tanta gravedad.

Entonces me hizo fijarme en su mano derecha. Llevaba más de un mes viendo aquella mano a todas horas y sin embargo no había notado que el dedo meñique llevaba adosado otro, minúsculo e inerte. Tenía seis dedos. Ese era su gran secreto. ¿A dónde habría estado yo mirando desde que la conocí?. Entonces caí en la cuenta de que nunca extendía del todo esa mano, había aprendido a disimular como hacía yo con mi fea dentadura. Me alegré profundamente de que aquello fuese todo, y para celebrarlo la asalté con un tremendo beso de tornillo en medio de aquel lugar tan poco apropiado.

Hacer el amor con Diana aquella noche fue la mejor experiencia de mi vida; la habitación pintada de azul noche se convirtió en el cielo. No me hubiese importado morir después de aquello; ya estaba en el paraíso y nada podría superar nunca aquella felicidad.

A mañana siguiente Diana, Dennis y Rita salieron para Holanda y nosotros seguimos ensayando, luego devolví las llaves del piso y me presenté en casa de mis padres omitiendo mencionar que ya llevaba dos días en Barcelona.

EL ÚLTIMO DEBUT

11 de Octubre ¡Cómo pesaba el equipo ese día!. A media mañana lo sacamos del local y lo llevamos al Màgic, que estaba en un sótano. Habían dos razones para que pesara más de lo normal, el tiempo que llevábamos sin hacerlo y el peso extra que llevaba en mi conciencia no habiendo comunicado aún a mis compañeros que después de aquello abandonaba Mi Generación, pero me resultaba demasiado difícil. La única razón por la que había vuelto a Barcelona con ellos era no dejarles sin bajista para aquel contrato inminente, pero la decisión estaba ya tomada: después de aquella semana, yo me volvía a Ibiza y ya tendrían tiempo de sobra para encontrar un sustituto desde entonces hasta Navidad, época de la anual emigración a Bilbao, que era todo lo que había en la agenda del grupo.

La presentación fue un éxito absoluto.

Pasé todo el día siguiente en casa de mis padres, me sentía solo pero no tenía ganas de ver a nadie y estaba harto del mal rollo de Barcelona y, para agudizar más mis preocupaciones, Diana telefoneó dos veces para saber qué opinaba yo sobre dejar a Dennis con los abuelos, ya que el padre se había tomado muy, muy mal que hubiese decidido quedarse a vivir en Ibiza.

Debo reconocer que yo a quien quería, era a la madre, y egoístamente me sedujo la idea, pero también sabía que la cosa no podía ser tan simple. O tenía que estar totalmente transtornada de amor por mí, o tenía que ser muy mala madre para renunciar a su hijo por estar conmigo.

El entusiasmo demostrado por el público en la presentación en Màgic, había decaído en la noche del día 12.

También pasé los días siguientes totalmente aislado, dándole vueltas al asunto y lamentando que Diana se hubiera ido a meter en la boca del lobo. Aunque estaban divorciados, seguían compartiendo el domicilio conyugal; ignoro si la relación de amor-odio con su ex marido llegaba ocasionalmente hasta la alcoba, aunque supongo que así era hasta que decidió quedarse conmigo, lo que no debió resultar muy del agrado de éste, que se veía privado de tan exquisito privilegio. Bajo mi punto de vista, lo de llevarse al niño podía resultarle un asunto secundario, pero él lo iba a utilizar para impedir que ella se fuera, y menos, a vivir con un apestoso español. Era una manera de asegurarse de que volvería, ya que al cabo de un par de semanas como mucho, estaría loca por verlo.

El éxito de esa noche del 13 fue más bien mediocre, y encima a Paco no se le ocurrió otra cosa que aceptar la invitación de un argentino a salir a fumarse un porrete en la calle (cosa totalmente inusual en él), y ambos fueron detenidos y llevados a Comisaría. A Paco lo soltaron enseguida tras una oportuna llamada telefónica a cierta Comandancia Militar, pero el otro se quedó allí y hubo que llevarle tabaco al día siguiente.

¡Qué largos y solitarios se me hacían los días de aquella semana!. Diana llamó muy compungida diciendo que Jaap le había pegado y había tenido que ir al hospital y, dadas las circunstancias, había decidido dejar que el niño se quedase de momento en Haarlem, en casa de sus abuelos paternos. Ella pensaba volver a Barcelona al cabo de un par de días con el dinero atrasado que le acababa de pagar la “Soos” (Seguridad Social), y tras haberse asegurado de que lo seguiría recibiendo, lo que nos iba a resultar de gran ayuda para sobrevivir el invierno en Ibiza.

Por fin, el sábado llegó en autobús tras un extenuante viaje de veinticuatro horas. Traía una gran maleta repleta de cosas que había comprado para decorar nuestro nuevo hogar. Paco me acompañó a recibirla a la Estación del Norte y el siempre oportuno Miguel Ángel Núñez, nos acogió hasta que regresáramos a Ibiza en el piso de Hospitalet donde vivía con Carmen, la chica con la que parecía también haber encontrado por fin el amor y asentado la cabeza.

El bello rostro de Diana venía sacrílegamente marcado por un hematoma y un labio roto. Como odié al monstruo sin escrúpulos capaz de hacerle aquello.

LA ÚLTIMA ACTUACIÓN

El domingo, 17 de Octubre de 1976, hice mi última actuación con mis amigos de tántos años. Yo no lo sospechaba, pero aquella iba a ser también la última actuación de Mi Generación.

Mi conciencia pesaba como una losa de cementerio; siete años de esfuerzos, de lucha contra viento y marea; de nadar contra corriente; de compartirlo todo; de penas y alegrías, aunque las penurias cada vez pesaban más. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero no tiene por qué seguir haciéndolo indefinidamente; nuestra música sólo era bien recibida en círculos muy limitados y la cosa no llevaba camino de cambiar; lo único que nos permitía vivir con dignidad eran las temporadas de costa, y sobre todo Ibiza, donde el público foráneo, de mente más abierta, garantizaba un statu quo que nos permitía ejercer nuestro oficio, si bien no pudiendo hacer exactamente lo que pretendíamos, sí disfrutando de lo que hacíamos, sin vernos abocados a caer en la pachanga más rastrera, como exigía mayoritariamente el público del país. Yo hago música para hacer feliz a la gente, no para enfadarles.

Finalmente, el glorioso ejército español había ganado la batalla y aniquilado la resistencia fundamentada en la unión que había entre nosotros, durante el largo período de “milis” consecutivas de más de cuatro años que había propiciado que madurásemos por separado y evolucionásemos en direcciones distintas.

“El tiempo nos lo dirá

si supimos continuar

aquel sueño que tuvimos

cinco golfos una vez,

y si el sueño se derrumba,

volveremos a empezar.”

(De “Años después”, Eliseo Parra y José Valverde)

Al menos para mí, había llegado la hora de volver a empezar. Había llegado la hora de que nuestros caminos se separasen y yo, tiraba la toalla. Sólo se vive una vez y no estaba dispuesto a seguir desperdiciando mi vida tropezando en la misma piedra, dándole cabezazos al mismo muro y arrastrando mis miserias de pensión en pensión por el área del Gran Bilbao. Tal vez las miserias continuasen en esta nueva etapa de mi vida, pero no sería a contrapelo y contra mi voluntad. Yo también tenía derecho a mi parte de felicidad y, al menos de momento, la felicidad estaba en Ibiza y junto a Diana.

LA DESPEDIDA A LA FRANCESA

Al acabar la actuación aquella noche tampoco fui capaz de decirles nada, pero mi decisión era firme y ya tenía los billetes de barco para la noche siguiente. De inmediato recogimos el equipo y lo volvimos a llevar al local de ensayo. Mi plan era volver por la tarde a por mi Orange y mi bajo y desaparecer sin más, pero la cosa se complicó.

En el último momento, Paco que era el único que estaba al corriente, decidió no sólo acompañarme y aceptar la invitación a vivir con Diana y conmigo, sino además de llevarse como era lógico su guitarra y su Twin Reverb, llevarse la mitad del equipo de voces Wem que, fuera de toda discusión, era más suyo que de nadie, ya que era su madre quien había venido pagando la mayoría de las letras. Aquello no me pareció ni medio bien, porque yo simplemente deseaba desaparecer sin escenas dramáticas y causando el menor daño posible al grupo con mi marcha, pero él tenía sus propias y dolorosas razones.

Lo discutimos unos minutos, pero había que darse prisa, no fuera que le diese a alguien por venir, Paco dijo asumir la responsabilidad y yo me limité a decir amén y a embutir todo aquello como pude en mi Renault “cuatro latas”, y nos fuimos sin despedirnos de nadie. Lo siento, amigos míos. ¡Qué final tan triste e indigno!

Y la noche del 18 de Octubre de 1976, partimos de nuevo rumbo a Ibiza, donde nos esperaba una nueva vida.

Adiós, Mi Generación.

EPÍLOGO

Sinceramente: incluso tras la incorporación de Xavier Garriga me seguí considerando el último miembro de Mi Generación; el más prescindible. No poseía gran talento como compositor, ni una gran voz como Xavier, ni unos dedos veloces como Paco. Algunas letras de canciones más o menos afortunadas, pero cuando los demás se ponían a escribir, sus letras eran fantásticas. Además de asegurar el sustento de mi recién formada familia, con mi repentina desaparición sólo pretendía retirarme sin ruido ni escenas trágicas, y dejar de interferir en el eterno peregrinar hacia la gloria de Mi Generación con mi falta de ambición, mi aversión al sistema y los medios de difusión dominantes, y mi obsesiva querencia por Ibiza y su modo de vida tan diferente al del resto de España. Lo que sucedió a continuación me resultaba totalmente imprevisible.

Como dije, Paco Fernández decidió en el último momento acompañarme en la aventura y subirse al mismo barco que nos traería definitivamente a Ibiza.

Acto seguido, Eliseo Parra decidió -según Toni- que no deseaba continuar si no estábamos todos, y abandonó también Mi Generación en dirección al Clan Layetana, donde fue muy bien acogido en las filas de Blay Tritono y otros proyectos con sello Zeleste.

Poco después Xavier Garriga fue captado por Enrique Milián (Santa Bárbara), en su nueva función de productor, para formar un dúo con Santi Picó que se llamaría Gabriel.

Y el inefable Toni Palacín, en su calidad de todo-terreno, se agarró provisionalmente al clavo ardiendo que le ofrecía el agente Ardébol, como pianista de la orquesta de acompañamiento de una compañía ambulante de Varietés. Finalmente el carnet sindical de “Circo y Variedades” que todos poseíamos, cobraba todo su maldito sentido.

Los otros dos miembros de la reducidísima orquesta eran Josep Barceló, saxofonista y bajista ocasional, y Josué ComasEl Mini“, batería.

MI NUEVA GENERACIÓN - Zuum-Zuum, Bilbao, Dic. 76

Con ellos como nuevos compañeros, Toni y Xavier afrontaron el último compromiso pendiente de Mi Generación, la gira anual por la Ría del Nervión, que tan de los nervios me ponía a mí, bajo el nombre de MI NUEVA GENERACIÓN, interpretando -con bastante más éxito esta vez- los temas de los álbumes “SONIDO ELÉCTRICO” y “SONIDO ACÚSTICO” y música bailable en general.

Los cinco miembros de Mi Generación nunca volvieron a reunirse, ni mucho menos a actuar juntos…, hasta el pasado 30 de Enero de 2010, en la super-discoteca Es Paradís, con motivo del homenaje que nos rendía en San Antonio (dónde si no) la “Asociación Retro”. Otra vez Ibiza, 34 años después.

FIN

Gracias a quienes habéis seguido el relato, dándome aliento, ayudándome a expiar mis pecados y cumplir ese karma pendiente desde el 18 de Octubre de 1976. Muchas gracias.

¡Ah!, y podéis felicitarme si lo deseáis, no por el relato; es que hoy, como viene sucediendo cada 16 de Agosto, es mi cumpleaños. 58.

(Esto ya no continuará)

Volver a página principal / Home page

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

16 comentarios to “HISTORIA DE MI GENERACIÓN. 37”

  1. unodel53 Says:

    Felicidades, Pepe, y por partida doble, por tu cumpleaños, y por tu relato en capitulos. Debió se doloroso el tomar aquella decisión, pero la realidad marcaba la necesidad de cambiar, la responsabilidad se impone, y nos marca el camino. No obstante, doy las Gracias a Mi Generación por haber existido. Como ya sabes, soy uno de los priviligiados que tiene vuestros discos, y os pude ver en San Antonio, os pude escuchar en la interpretación de canciones, magistralmente interpretadas, a pesar de los problemas técnicos, y la madurez de las voces, pero bellas canciones que dudo mucho que nadie las versione con la calidad que lo hicisteis vosotros. Me queda esa vivencia para siempre, y el haberos conocido como personas. Un millón de gracias por el que te decidieras a escribir este blog.
    Y quien sabe si en un futuro cercano tendremos mas novedades de Mi Generación. Saludos Cordiales

  2. David Says:

    Felicidades por un lado por cumplir que es lo importante y porque aunque no nos conocemos y ni siquiera pude vivir aquellos años, tú relato me ha transportado a aquella época de una manera como pocos relatos (incluidos libros por supuesto) hayan conseguido y te puedo asegurar que todo lo que hay sobre los 70 en España me lo leo.
    Un placer y espero que no nos abandones y nos vayas dejando cositas nuevas que vayan aportando más informacion si cabe…porque no alguna de las grabaciones que tengas en el cajón?No creo que nadie te vaya a decir nada.

    Bueno un fuerte abrazo y mil gracias amigo por el relato.
    Fue un placer.

    • ppzappa Says:

      El placer es mío por tenerte como lector y recibir de vez en cuando tus amables comentarios, que me daban constancia de que no era sólo a mis amigos y otros nostálgicos de mi edad les interesaba mi modesto relato de la agridulce y desconocida historia de Mi Generación.
      Darle algo de la relevancia que en su día nos negaron los medios era mi única pretensión, y me siento bien pagado al saber que jóvenes como tú, que pertenecéis a esta época de sobreproducción musical, con tanto donde elegir, mostréis además el interés por nuestra música que también mayoritariamente nos negaron entonces mis contemporáneos.

      Prometo continuar esto de alguna manera, pues quien siente más que se acabe, soy yo a pesar de las numerosas horas que me lleva. Tengo algunas ideas de las cuales os informaré desde aquí en cuanto estén algo más definidas, y al menos pienso publicar cualquier novedad que se produzca respecto al grupo.
      Respecto a las grabaciones, también haremos algo. De momento te sugiero que visites VIEJO PICKUP y PIELDTORO, cuyos enlaces hallarás en la columna lateral derecha, en PÁGINAS AMIGAS. Ahí está casi todo el material grabado en disco.

      Muchas gracias y hasta siempre.
      Otro fuerte abrazo para ti.

  3. El Callejon del Hambre Says:

    Con Asombro, Flipe, Sonrisas, Pena, Dolor, Carcajadas, Sorpresa y de nuevo Risas (en mayúscula por que las sensaciones lo han sido), he asistido durante la semana que me ha llevado leerme toda la historia de Mi Generación, a uno de los mejores relatos que han caído en mis manos en mucho tiempo.

    Con dos apuntes curiosos, toodo lo he leído en el trabajo donde no puedo acceder a youtube, y nunca he escuchado ni una sola canción de Mi Generación. El primer día lo hice pensando que al llegar a casa buscaría en el “intenné“ vuestra música, pero después me propuse llegar al final sin escuchar ni una sola nota, ni vieja ni nueva, de lo que tocabais. Por qué?? Por que quería saber si la historia era lo suficientemente buena sin la banda sonora que lo acompaña. Lo es, tan buena que algún guionista debería hacer una película. Con tres toques de guión, es una historia fabulosa.

    La otra curiosidad es que yo tuve el disco “SONIDO ELÉCTRICO”. De hecho, me lo regalaron en mi 14 cumpleaños( 1980). Un amigo rácano que tenía se presentó en mi fiesta de cumpleaños con el disco. Luego me enteré que se lo había robado a su padre porque le daba vergüenza ir a la fiesta con las manos vacías. Cuando vi que no eran versiones originales y de temas que ni me sonaban, me cabreé y acabó en el fondo de la estantería.

    Precisamente las versiones de Santana lo sacaron de ahí 10 años después y empecé a escucharlo con más atención convirtiéndose en un fijo de las discadas-guateques-despiporres que montábamos en una casa antigua que nos dejaban para estos saraos. Y de allí se lo llevó alguno desaprensivo…

    Esta noche pienso agarrarme a todos los videos que encuentre y dedicarme a saborear esa música.

    • ppzappa Says:

      Con sorpresa, alegría, regocijo, flipe, y finalmente henchido el corazón por el anónimo halago, he tenido la sensación de haber hecho por fin, yo solito, algo notable en mi ya larga existencia, al despertame de la siesta previa al bolo nuestro de cada noche (gracias a Dios), y naturalmente, la curiosidad me ha llevado de inmediato a visitar tu blog, y ¡ése sí que no tiene desperdicio!
      Amigo mío, me has alegrado el día con el mejor y más objetivo comentario que creo haber recibido hasta el momento sobre mi modesto relato, pues no está en modo alguno motivado por la nostalgia, ya que, por tu edad, no tienes nada que ver con mi generación ni con Mi Generación, aparte de ese anónimo disco de “covers” de 1971 que un amigo rácano te “regaló” por tu 14 cumpeaños, cuando yo cumplía justo el doble.
      Los vídeos que puedes encontrar a través de mis enlaces, son exclusivamente de la noche de la reunión/homenaje, 34 años después y, aparte de las múltipes adversidades que nos asolaron esa noche (la presión del momento; fallos de monitoraje; afonía total de Xavi Garriga, y la sesentena a cuestas) sólo te darán una idea aproximada de lo que hacía el grupo en directo allá por los primeros 70. La labor de estudio, que fue la más importante, ha quedado excluída del blog por razones legales (SGAE). No he querido que me pongan una querella por colgar en Internet (y gratis) nuestros propios temas, que la cosa está mú jodía. No obstante, si tienes curiosidad por escuchar nuestra música, te la puedo hacer llegar en privado, en archivos mp3 (y gratis), a tu dirección de Gmail, o la puedes hallar en páginas amigas como PIELDTORO o Viejo pickup, cuyos enlaces hallarás en la barra lateral derecha del blog.

      Si me lo permites, también insertaré un enlace a EL CALLEJÓN DEL HAMBRE, ya que me parece altamente recomendable, y sólo me queda añadir que yo también participo a través de Facebook en la campaña contra la destitución de Diego Manrique, que me parece una infamia y un atentado más contra la maltrecha cultura de este país.

      Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  4. El Callejon del Hambre Says:

    Agradecido por el enlace al blog y esperando como agua de mayo cualquier mp3 que me quieras enviar por mail, será bienvenido y seguro que sonará en el programa de radio (no se lo he dicho antes, lo nuestro es eso, un programa de radio de una radio local de la zona sur de Madrid que se difunde principalmente por internet).

    Saludos Hambrientos

  5. toni amat(EQUIPO XIII Says:

    Por si fueras tú,agradecerte el hacerle llegar a paco(mi generación) mi
    email…..se ha puesto en contacto y me ha hecho llegar sus palabras de buen amigo. Por cierto creo recordar haberte visto en el local de ensayo
    en la barceloneta(en cuanto he visto tus fotos)
    recibe un saludo de este tu nuevo amigo Toni

  6. Eugenio Rey Says:

    Toda historia tiene un principio y un final. El tránsito o interinidiad -más o menos extensa en el tiempo- es condición de todo cuanto nos rodea, con independencia de que su naturaleza sea biológica o inmaterial. Nuestra vida no es más que eso; un accidente, un breve tránsito entre estar y no estar. Pero lo realmente importante es SER, cualidad infinitamente mejor que tener. Y de toda esta larga y pormenorizada historia, que a grandes rasgos es la historia de una parte esencial de la vida de una Generación, y de la cual casi todos estamos reflejados, sería tema de una película o incluso de una historia sobre la que expertos de la psicología y/o sociología podrían extraer sustanciosas conclusiones para tratar de extrapolarlas a tiempos actuales o próximos para aplicar sus enseñanzas, que haber y tener, como las meigas, las tiene.
    Legítimo es sentir nostalgias de otros tiempos, mejores o peores según el plano en que se proyecte, pero que la ilusión y la fuerza de la juventud se muestra como una de las más potentes herramientas que posee el ser humano y que, como se puede deducir, ha permitido afrontar con altas dosis de éxito todo tipo de dificultades con las que
    los supervivientes hemos sabido afrontar en el lento y laborioso proceso de maduración que imprime el paso por la vida.
    Este capítulo está gloriosamente concluido. Gracias Pepe por la dedicación, el esfuerzo y la perseverancia a la hora de recapitular una parte de nuestras vidas. Unas vidas en las que incluyo, por supuesto, a todos los que se han asomado a esta página y han dejado su impronta en forma de comentarios; y también a todos aquellos -los más- que han preferido leer, recrearse echando la vista atrás sin ira y mantener un legítimo anonimato.
    Quiso el destino que este relator fuese el que iniciase los cometarios de mero espectador a esta historia. Y al parecer, puede que sea el encargado de cerrar el capítulo de intervenciones.
    Y aunque no lo sea, sólo concluir con un gracias a todos. Gracias a la música, puesto que para esta demostración del arte no existen fronteras; todo lo contrario, las eliminan y hermanan a personas sin importar credo, sexo o nacionalidad. Y esa es su mayor grandeza, ya que une gentes y generaciones.
    Gracias también a todos los músicos que hicieron realidad el grupo que nos ocupa. Y gracias también, y a pesar de los malos momentos con que frecuentemente nos recuerda lo efímero de nuestra existencia, precisamente, por eso de recordarlo, y por los buenos ratos que nos brinda, sólo resta decir ¡Gracias a la Vida!
    Un abrazo para todos.

  7. Rodrigo Says:

    Nací en el 70 y siempre me ha gustado mucho el rock progresivo y la psicodelia, aunque no acabo de entender la diferencia entre estas etiquetas: ¿ Pink Floyd con Syd Barrett era psicodélico y después fue progresivo? El caso es que me gusta ese tipo de música, la que se hizo entre finales de los 60 y principios de los 70, más o menos de la generación de los años en que yo nací. No me preguntes por qué: en mi familia a nadie le interesa el rock y he sido un autodidacta en ese sentido. Tuve que descubrir a todos esos grupos buscando por las tiendas de discos, arriesgándome a gastar 1000 pesetas por un disco “a ciegas” (a sordas, más bien) sólo porque la portada parecía psicodélica …. Algunas veces resultaba (el primer album de Supertramp, por ejemplo) y otras no. Sin llegar a ponerme nostálgico, añoro aquellos tiempos en los que tenías que “buscarte la vida” para encontrar la música que te gustaba”. Mis amistades se basaban principalmente en los gustos musicales y tuve la suerte de viajar por Europa y conocer siempre a gente de espíritu jipi en Holanda o en América. Fue precisamente un colega holandés el que me introdujo en el rock progresivo español: Smash, los Canarios, Ibio, etc.
    Hoy en día ya no tienes que “descubrir” la música, buscas en Google y allí siempres lo encuentras todo. Aunque también tiene sus ventajas: el otro día, escuchando el especial “Barcelona Progressiva” que J.M López, de Discópolis (de lo poquito que se salva ya de R3) dedicó a la música de esos años en Barcelona, escuché un tema que me gustó mucho. Me quedé con que Eliseo Parra había sido batería del grupo y ya sólo tuve que googlear un poco. Así llegué hasta este blog y me lo he leído casi del tirón ….
    Me ha gustado mucho el toque de sinceridad que le das; trasciende de las meras batallitas y no cae en la nostalgia, defecto del que pecan muchas biografías de grupos de la época. Es cierto que a veces se salta una lagrimita al pensar que esos tiempos no volverán, pero eso nos pasa a todos.
    Muchas gracias por contar esta historia, ha sido un placer leerla.
    Un saludo,
    Rodrigo

    • ppzappa Says:

      Muchas gracias por el comentario, Rodrigo.
      El auténtico placer es contar con gente como tú entre los lectores de este modesto blog. Me siento muy honrado.

      Otro saludo para ti.
      Pepe Valverde

  8. así lo veo yo. Says:

    Felicidades!!!!!!me ha encantado leerlo todo. Un relato que me enganchó desde el principio.Una pregunta (no sé si me he perdido algo), pero qué fue de Diana. Lo has contado de manera que es como una pelicula de la que quieres saber el final.
    Sigue escribiendo, y muchas gracias. Hasta siempre

    • ppzappa Says:

      Eres muy amable y te agradezco el interés y la paciencia de leerlo completo.
      No creo que te hayas perdido nada, en el último capítulo, en esa fecha concreta, concluye clarísimamente una etapa de mi vida, y la de todos los protagonistas del relato, y comienza otra también muy intensa, pero que queda fuera de la historia de Mi Generación.
      De todos modos, no tengo inconveniente en satisfacer tu curiosidad privadamente vía e-mail -si me autorizas- a la dirección con la que te registrarte al dejar tu comentario, o cualquier otra que me facilites. Me alegra que te hayas fijado en Diana, eres la primera persona que demuestra ese interés, gracias.
      Gracias también por animarme a seguir escribiendo, tal vez algún día…
      Saludos y hasta cuando quieras.

      • Nacho Says:

        inoguera@tinet.org Hola; tras tres días yo también acabo de leer la historia de Mi Gemeración y no puedo sino unirme a los elogios que has recibido ya. Hace mucho tiempo que no me enganchaba tanto. Yo soy de 1967 y también tuve mi historia Popera (aunque ni de cerca tan apasionante). También tengo grandes recuerdos de mi infancia y adolescencia en esos años y sitúo perfectamente el contexto de lo que explicas. Agradeceré tambien que me envíes, si es posible, archivos a mi mail ya que solo he podido escuchar lo que hay en youtube (y me gusta bastante) y también me carcome como terminó la historía de Diana pues de la respuesta que diste a “así lo veo2 parece que me he perdido algo. (Yo había deducido por el relato que es todavía tu feliz pareja). Muy agradecido. Nacho
        P.D. En El Dorado de Cambrils veraneaba a principios de los 80. Hoy en día también lo hago por la zona por tener la familia de mi mujer negocios turísticos cerca y vivir en Tarragona.

  9. Un licenciado. Says:

    Bien, Pepe. Bien por tí. Buen relato y bien escrito.
    Un ” ex-compi ” tuyo de Embassy.
    Adivina.

    • ppzappa Says:

      Pues, mis dotes adivinatorias no funcionan demasiado bien últimamente, lo que unido a que por la Embassy pasamos la mitad de los músicos de Barcelona…
      Así, sin más pistas, se me ocurre pensar en Juan o en Rubén. Por favor, no me dejes en la duda.
      De todos modos, gracias por el amable comentario, y un abrazo, seas quien seas.

      Pepe Zappa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: