HISTORIA DE MI GENERACIÓN. 5

¿QUIERES ENTRAR EN MI GENERACIÓN?

– Tenemos actuaciones cada fin de semana de aquí hasta…, cobrarás…

Yo no necesitaba ninguna explicación más para dejarme convencer, era como si me hubieran llamado los Beatles. Ellos eran mis ídolos más próximos.

En segundos, pasaron por mi cabeza docenas de consideraciones, primera: los Tears, a quienes debería abandonar; segunda y más importante: ¿tendría yo el nivel necesario para tocar con aquellos maestros?, tercera y bien peliaguda: el enfado de mis padres por haber perdido mi segundo empleo, y que no había sido capaz de aprobar ni una de las tres asignaturas que tenía pendientes para Septiembre; si entraba en Mi Generación debería ensayar cada noche en lugar de ir a la academia, a pesar de que me habían arrancado la promesa de olvidar mis fantasías músico-rebeldes y formalizarme, pues me había convertido en el oprobio familiar. Todos mis primos eran poco menos que unos santos y ganaban magníficos sueldos que, naturalmente, entregaban íntegros en sus casas para satisfacción y prosperidad de sus orgullosísimos progenitores… no como otros.

Esa misma consideración me indujo a pensar que, quizás habiendo dinero a la vista, podía atreverme a plantear el asunto como fuente de ingresos inmediata, a falta en aquel momento de un trabajo más del agrado de mi familia.

Le pedí a Toni que fuera personalmente a hablar con mis padres. Mi madre le recibió y escuchó las maravillas que el buen Toni  le quiso contar acerca de la situación “laboral” del conjunto: bailes de domingo por la tarde, algún sábado y luego: “la costa”, y del espléndido futuro que nos podía estar aguardando, pero sobre todo le transmitió cierta seguridad. Todo sonaba a verídico.

No recuerdo cómo fue mi despedida de The Tears, seguramente fui sincero con ellos y reconocí que me moría por entrar en aquel grupo, pero también esgrimí el asunto económico, pues yo era el único que no tenía trabajo. Sólo sé que abandoné el local, el bajo y el ampli, y me marché. No sé si los siguieron pagando o los devolvieron. En cambio recuerdo perfectamente:

MI ENTRADA EN MI GENERACIÓN

24 de Septiembre de 1969

(…) cada uno se dirigió a su instrumento; Paco, que se ocupaba de la parte técnica, instaló un micrófono más, y me pusieron en las manos una estupenda guitarra Hagström de caja hueca y muy cómoda de mástil, que pertenecía a Eliseo. Me indicaron que podía enchufar en el otro canal del amplificador de Paco, un Sinmarc de 60 W., similar al de Toni y al de Rafa. Y nos pusimos a tocar…

Me adapté a su repertorio de un modo algo forzado; lo de las guitarras estaba claro -Paco se quedó con casi todos los solos-, pero también había que crear nuevas voces y ambos coincidíamos en la misma tesitura, la más alta.

Toni, Pepe y Eliseo - Octubre 1969

El 19 de Octubre hice mi primera actuación con ellos en La Aurora Perpetuense (boreal nombre donde los haya), de Santa Perpetua de la Mogoda, y me salió muy bien. Cobré mi parte, y la entregué en casa con orgullo para demostrar que esta vez, la cosa iba en serio. Así empezó mi vida como músico profesional. (…)

CAPÍTULO 12

EL INICIO DE NUESTRA CARRERA (El principio de un sueño)

Corría Noviembre cuando Eliseo nos sorprendió con una primera canción: “Veinte años”, que  canturreaba acompañándose con la guitarra en los días previos a su vigésimo cumpleaños. Tenía aire jazzístico y no era muy animada, pero la montamos por ser suya, aunque sólo fue interpretada en público una o dos veces, ya que era demasiado intimista para el directo.

Pero aquella modesta canción no era más que el primer paso de una brillante y larga carrera de compositor que continúa, y que desde aquel mismo momento nos involucró al resto del grupo en la urgencia de tocar música propia. Nos lanzamos desde entonces a componer de modo individual canciones que después trabajábamos entre todos, haciendo cada uno su aportación personal al arreglo hasta hacerlas sonar.

Para empezar, me limitaba a escribir letras para la música de Eliseo y Toni, que eran los más creativos. Tardé años en atreverme a presentar mis propios temas, porque todos me recordaban a alguno ajeno.

Pero realmente, diría que mis primeras influencias sobre el grupo se manifestaron al crear con mi vocación de dibujante y hippy, un nuevo logotipo de Mi Generación para el bombo -que era mayormente por lo que se sabía cómo se llamaba el grupo que estaba tocando-, que sustituyera al anterior, también muy hippy, pero prácticamente ilegible.

La novedad se completó con un ingenioso sistema -supongo que ideado por Paco- que hacía que una bombilla instalada en el interior del bombo, se encendiera con cada golpe, haciendo que el parche se iluminase. Muy efectista, pero las bombillas se fundían cada dos por tres.

Ruego un poco de paciencia a los que están impacientes por conocer los detalles de la incorporación de Xavier, pero aún faltan un año y un disco: Toma tu parte de felicidad / Triste y solo.

(Continuará…)

Volver a página principal / Home page

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: